Para dar comienzo al programa de las fiesta patronales de «Santidad Nª Sª del CARMEN 2017» el jueves, 6 de julio, en el templo parroquial, con gran asistencia de público, presencia de autoridades y el complemento musical del concierto ofrecido por la Banda Sinfónica Ciudad de Arucas, dirigida por Texenén Déniz Guerra, la joven Pregonera, Yésica Guerra Almeida nos ofreció un panel de recuerdos, vivencias, sentimientos y agradecimientos, encuadrado todo ello en la memoria de su pueblo, en el marco de la relación familiar, amistosa, colegial, parroquial, asociativa y festiva; hablándonos con entusiasmo, y por momentos embargada de emoción, relatando con sencillez y haciendo de su parlamento una amable invitación al disfrute de estas fiestas carmelitas que ahora comienzan.¡Enhorabuena!

©

REPORTAJE GRÁFICO

TEXTO PREGÓN
Autora:YÉSICA GUERRA ALMEIDA

  Autoridades, párroco, comisión de fiestas,  amigos, amigas, niños, niñas, jóvenes, mayores, familia, compañeros y compañeras, ¡buenas noches!
  “Yésica, vete preparando un discurso porque serás la pregonera de nuestras fiestas”. Con estas palabras, tan directa como siempre, me comunicaba Loli, la presidenta de las fiestas, si quería ser la Pregonera de las Fiestas Nuestra Señora del Carmen.
  Y yo, entre risas, le contesté que como alguien tan joven podía ser pregonera de sus fiestas, ya que a buen seguro me faltan experiencias que vivir en ellas.
  Cuando me lo dijo, podía haber contestado con frases hechas…..” déjame que lo piense”,”, tengo la agenda llena” (esto no hubiese colado porque bien sabe ella que en julio nuestro cuerpo y alma está entregado a las fiestas). Podía haber puesto millones de excusas pero soy de un carácter que me empuja a decir “si” aunque luego me arrepienta. Pero en este caso es un sí lleno de ilusión. Porque si para cualquier persona es motivo de felicidad ser invitado a pregonar los festejos patronales, imagínense lo que supone para alguien que año tras año esperaba impaciente a que llegara julio. Y lo siento familia, amigos y amigas  pero ha llegado julio y ya saben que en julio no hay otra cosa que Santidad, que desde pequeña si las vacaciones de mis padres eran en julio, ya sabían que a la playa íbamos poco porque había que organizar las fiestas. ¡Pero si tienes 12 años!, me decían. Da igual, todos tenemos que ayudar… todos tenemos que conseguir que durante este mes olvidemos nuestros problemas cotidianos y aportar buen humor, alegría y amistad.
 
Y desde ese día que me lo  propusieron me vengo preguntando, ¿y ahora qué digo?

  No voy a hablar del origen del nombre de Santidad, ya que otros pregoneros mucho mejor documentados que yo lo han hecho, pero si recordar que Santidad es uno de los primeros núcleos poblacionales de Arucas, su nombre aparece citado ya en el siglo XVIII, como lugar donde vivían vecinos y vecinas, las primeras casas hispánicas surgen en Santidad Alta, en torno a varias cuevas de las zonas que aún existen en la actualidad. En 1961 contaba con 2.381 habitantes y a día de hoy este distrito posee 10301 habitantes y concretamente el barrio de Santidad 8476. No pretendo echarles un rollo, mis próximas palabras tienen que ver más con mis sentimientos y mis recuerdos, pero sí hay que recordar a todos y todas que Santidad es el barrio más grande de Arucas.
  Como decía,  mis palabras tienen que ver más con sentimientos pero antes tengo que recordar que soy de lágrima fácil, no se sorprendan si de repente paro para echarme a llorar. Mi infinito agradecimiento a toda la comisión de fiestas por darme la oportunidad de estar hoy aquí, en esta iglesia cuya primera piedra fue colocada hace mucho tiempo atrás, en junio de 1914 y en la que Otro año más la comisión de fiestas abre sus puertas de par en par para recibir a todos y a todas los que quieran conocer nuestras fiestas, historia y tradiciones.
  Como cada año, contamos con actos cargados de tradiciones como la romería ofrenda. Este evento, que no hace muchos años se disfrutaba por separado en dos días diferentes, como todos recordarán y hemos visto en las imágenes, y que en la actualidad lo celebramos unificado. También contamos con juegos infantiles, escala en hifi, verbena, gala de Reina y Rey de las fiestas, dónde no solo elegimos a nuestro reinad sino que por nuestro escenario pasan números de artistas o la bajada de la Virgen de Santidad alta, entre otros,  y actos novedosos como el baile del pañuelo o la creación del ancla. 
  Quiero hacer mención espacial a  la celebración de las carreras de cintas en bicicletas. He considerado oportuno reflejarles algunas imágenes que fueron obtenidas en su momento, las cuales estoy segura les recordarán principalmente a las personas mayores, tiempos pasados pero también nuevos. Una tradición familiar  que, desde el pasado siglo y concretamente desde el año 1950 se han venido celebrando ininterrumpidamente y en las que durante 25 años ha participado con mucho éxito tanto en nuestro municipio como en muchísimos pueblos de nuestra isla el vecino Ramón Abelardo García Perera hasta el año 1975, dejando reflejado el nombre de nuestro municipio. A partir de esta fecha continuó con las riendas de esta bonita tradición, organizando dichas carreras de cintas para niños y jóvenes, tanto, en nuestras fiestas patronales Nuestra Señora del Carmen como en otros barrios que se lo han pedido.
  Muchas gracias, Aberlado, por mantener viva tan bonita tradición.
 Tengo que reconocer que mi acto favorito es la Escala en hifi, ya desde pequeña lo era, nos transformábamos, gracias a Alicia y a Toñi o a Fefa que nos dejaba su garaje para ensayar, en nuestros artistas favoritos. Actualmente lo sigue siendo y no es porque Beatriz y yo seamos las seños, sino porque no hay mayor satisfacción que ver la cara de ilusión de los niños y niñas al subirse al escenario. Y lo que se divierten en durante los ensayos en el salón parroquial, horas y horas de ensayos para darnos lo mejor de ellos: tu talento pero sobre todo su cariño. Les gusta tanto que durante el año nos paran por la calle para decirnos las canciones que cantarán el próximo año. Y es que Santidad es un pueblo de artistas.
  Esta pregonera  viene cargada de amor y ternura a este pueblo porque es lo que he recibido siempre de mis vecinos y vecinas.  El afecto, el cariño, ese motor tan potente de las emociones y los sentimientos, no se aprende en los manuales ni en cursillos; se aprende en la convivencia, en el calor de la familia y las amistades, en la vivencia de experiencias y, principalmente, en ustedes: la comisión de fiestas, personas que, desinteresadamente, dedican con voluntad su tiempo, y a veces hasta les cuesta poner dinero de su bolsillo, para organizarnos las fiestas a todos, utilizando para ello el tiempo libre de que disponen y como ven, casi siempre son los mismos, las mismas caras con nuevas incorporaciones. Por eso aconsejo a todos que pasen por la comisión de fiestas, reconozco que se tienen muchos quebraderos de cabeza, pues hay muchos asuntos que tratar y cuestiones que decidir, sobre todo el papeleo para organizar y cada vez, por la seguridad de todos,  se necesita cumplir más requisitos, pero también se siente una gran satisfacción ver que todo sale perfecto y que se recibe la felicitación de los vecinos y vecinas.
  Loli, Aramando, María Jesús, Águeda, Samuel, Juanita, Guzmán, Anita, Pinito, Daniel, Desi, Dunia, Elizabeth, Jose Juan, Carlos, Águeda, Bea, Luján, Matías, Paco, Gema y demás colaboradores.
  Gracias de verdad por hacer del mes de julio un mes de música, de risas y de generosidad. Ha llegado la hora de las Fiestas para los vecinos y vecinas de este pueblo y atrás quedan las dificultades cotidianas, los días complejos, las preocupaciones y el esfuerzo diario.

Seguimos con los sentimientos,

  Amor a primera vista. De esta forma podría resumir mis sentimientos por Santidad. El destino así lo quiso. Mis primeros pasos en la vida, y todos los siguientes han sido aquí, pasos repletos de ilusión y esperanza que he dado rodeada de lo mejor de Santidad, mis vecinos y vecinas.
 
Son muchas, demasiadas, las cosas que me han pasado y que he aprendido a hacer en este pueblo. Aprendí a montar en bicicleta con mi prima Katia y Lorena, David ya sabía y mi prima Soraya nunca quiso aprender “qué necesidad”. Aprendimos, según ellos, gracias a mi padre y a mi tío Pepe (que estoy segura que me estará escuchando acompañado de mi querida abuela Lola. Mi abuela, de la que todo el mundo me dice cuando digo que soy su nieta “qué guapa y qué buena era). No fue aprendiendo a montar en bici dónde me caí por primera vez pero estoy segura que fue en Santidad (no lo recuerdo porque siempre he sido muy patosa y aún sigo cayéndome, pero tranquilos que yo me levanto), aquí también fue donde  por primera vez subí en burro (todos recordamos y añoramos al burro de borillo) aprendí a jugar al “pilla pilla” y a correr como si no hubiera fin, donde aprendía el valor de la amistad:  las tardes divertidas en la plaza con mis amigas de siempre y mis amigas del insti: Bea, Elda, Yure, Ceri, Pris, Eli, Judi, Sonia, Sara, Yure Teror, Davinia y Minerva(que aunque sea de Cardones la queremos igual).
 
También aquí al lado fue donde me enseñaron a leer . Mención especial, si me lo permiten, a dos maestras a las que les guardo un cariño especial: Antonia Rosa y Paloma, gracias por tanto: ya ven, sigo hablando tanto como en clase!! Gracias por saber enseñarme que el principal valor de alguien es ser humano, algo que sin duda lo aprendí de todos mis maestros pero sobre todo lo viví en mi casa con mi madre y mi padre, mis abuelos (aún puedo disfrutar de uno de ellos, mi abuelo Alejandro el gallo),  mis tías  y mis primas (digo tías y primas porque son más mujeres que hombres) y a mi nanita: mi hermana Sara.
 
Pero si algo me quedo de SANTIDAD son las cosas más inmateriales que me fue regalando durante los  30 años en que he convivido en sus calles. Un estilo de vida que me enseñó que es posible vivir a un ritmo pausado y relajado (todo lo relajada que yo pueda estar), disfrutando del día a día, de cosas tan sencillas como el saludo de tus vecinos o intercambiando opiniones con esos comerciantes como Corinita y sus hijas. Comercios que hacen más viva nuestra rutina. Las tardes divertidas en la plaza,…
 
Que el amor que siento por él se debe al amor que he recibido del mismo, que los valores que he adquirido como persona, han sido inspirados por las personas que lo han habitado, destacando a mis amigos y familiares. Todo es gracias a ustedes y aquellos que hoy ya no están aquí, pero que estoy segura que también me están escuchando.
 
Santidad, un pueblo dinámico, vivo. Ese dinamismo y esa vida se palpa en las numerosas asociaciones o grupos de personas que se organizan para que sus habitantes se sientan activos y el pueblo camine y progrese. Asociaciones como:
  Las Asociaciones de Vecinos, sus directivos están siempre preocupados por los problemas del pueblo.
  La Asociación de Mujeres Tanit que trabajan por una igualdad real.
  Asociación Juvenil Aberkan que anima y divierte a los jóvenes y los implican en los problemas del pueblo.
  Asociaciones Deportivas como El Club Deportivo Santidad Banot o Fan Motor, fieles colaboradores de nuestras fiestas. Destacar la labor que están haciendo con los niñas y niñas, y mayores, formándolos en diferentes disciplinas e inculcándoles el valor del respeto.
 
Asociaciones culturales, que llevan su cultura y tradiciones por todos los rincones del municipio.
  Asociación de Radio Aficionados Laurisilva, que conjuga la práctica de ese hobby con el amor a la naturaleza y el medio ambiente. En la que siempre estuvo implicado nuestro querido vecino Fermín.
 
Qué decir de Cáritas, a pesar de tener un ámbito nacional, en este pueblo existen una serie de personas que integran la delegación local y que realizan, casi en la sombra, una gran labor humanitaria ayudando a los necesitados.
  El coro parroquial, del que, aunque no se lo crean formé parte. Nos lo pasábamos bien creyendo que sabíamos cantar. El pobre Ángel Tomás  y la pobre Elizabeth ponían de su parte para intentar enseñarnos pero éramos malos alumnos. Afortunadamente hoy día suena bien.
  Y hay que reconocer que si hay dinamismo en el pueblo últimamente es gracias a Los Macacos. Corre que te corre todo el día por las calles del pueblo.
  Mención especial, si me lo permiten, a un colectivo que ya no existe, el grupo de baile, que muy bien no sé como acabó llamándose porque todos los años cambiábamos de nombre. Especial mención se merecen las integrantes del grupos: Beatriz, Laura y yo (las fijas) y luego las que rotativas: Elda, Katia, Obelesa y Yurena. Como buen colectivo, las decisiones importantes en asambleas: tenemos que apuntar a alguien en la elección de la Reina. “Tienes que ser tú, Yésica”. Y al final “ganamos” porque esto era cosa de todas, el reinado compartido. Pero sin duda las grandes sufridoras de nuestra pasión por el baile eran Loli (la madre de Bea) y Araceli (mi madre), la pobres no podían tener un año tranquilo porque nuestras actuaciones no solo eran en nuestro pueblo: éramos internacionales.
  Yo me callo ya, no sin antes invitarles a bailar, cantar, reír y soñar. A romper la monotonía, a hacer de las fiestas un espacio de encuentros, que estas sean las mejores fiestas que han vivido y que cada año sean las mejores.

¡Vivan cada instante con intensidad! ¡Disfruten cada minuto con pasión! 

Y como dice el gran  Joaquín Sabina: “Gracias por haber venido a abrigarme el corazón”.

¡FELICES FIESTAS!

 

PROGRAMA DEL CONCIERTO OFRECIDO POR LA «BANDA SIFÓNICA CIUDAD DE ARUCAS»