Nos acercamos a la sede del «Círculo Podemos Arucas» para charlar un rato con el concejal Rafael Segura Acosta, miembro de la Corporación Municipal de Arucas, en la cual ejerce como oposición a la política del Gobierno local.

  Y preguntado cómo llega al campo de la política nos responde:

- Creo que tenía que llegar, más tarde o más temprano porque siempre he estado metido en movimientos sociales, sobre todo en movimientos sindicales, en movimientos también dentro de la propia iglesia, como estructura de base, siempre queriendo transformar un poquito las condiciones de la gente y creo que la política es eso: mejorar las condiciones de la gente, porque ello conlleva la mejoría de la sociedad y así surgió este proyecto, Podemos, a partir del 15 M, y  decidimos dar un pasito más adelante y con compañeros decidimos presentar la candidatura en el municipio de Arucas.

-Y profesionalmente-nos dice- vengo del campo de la gestión en la administración pública, dentro del Ministerio de Defensa.

Y ya entrando en materia nos comenta:

-En lo que a la política se refiere entiendo que habría que hacer muchísimas cosas, comprendo que,  para no ser enormemente “cruel”, entre comillas, que estamos en una situación complicada por la aparición de una pandemia nada más empezar el mandato y sé  que es esta  una situación difícil para los que están con las tareas del gobierno, pero eso lo que implica es que todavía habrán de esforzarse más por hacerlo mejor; la oposición tenemos que estar volcada y atenta para  que no se despisten ni se duerman ni un minuto porque la situación es grave y así lo requiere.
-Nosotros-prosigue- hemos hecho un esfuerzo enorme para,  una vez que ha sucedido este drama pandémico, que nos rodea a todos y todas, impulsar a Arucas de una forma unitaria; y hemos apostado por ese Plan de Reactivación Económica y Social , que nosotros denominamos, a diferencia de los que gobiernan,  primero social y luego económica , porque entendemos que lo importante, más allá de los colores políticos, es llegar a unos mínimos de consenso para poder realzar al municipio y estar a la altura de la gente, creo que ese era el espíritu, con ese espíritu lo firmamos pero realmente nosotros estamos desengañados, a un año de haber firmado ese proyecto, porque el grupo de gobierno sigue actuando, si no de espaldas, sí sin contar con la oposición: a Podemos le da la sensación, muchas veces, de que no escuchan; no digo que tengan que asumir las propuestas nuestras, ya que nosotros no estamos gobernando, pero  ese espíritu que nos anima, a nosotros y al resto de los partidos, de sacar lo mejor para el municipio,  no debía ser flor de un día, debía ser continuado. A la hora de elaborar los presupuestos no se nos consulta nada, fríamente se nos trasladan las  cifras. Y el Plan de Reactivación tiene que modelar o tiene que influir bastante en el modelo de presupuesto que se diseñe. Lo del P.R.E.S. quedó bien para la foto, pero nosotros no buscamos la foto, buscábamos algo más y eso no lo hemos visto por parte de ninguno de los dos grupos que conforman el grupo de gobierno en Arucas, tanto PSOE como Partido Popular, y esa actitud nos está echando un poquito para atrás en ese apoyo.

 - Nosotros no queremos ser duros en los plenos-sigue expresando Segura- pero tenemos que serlo porque es la forma de activar la política municipal, Yo sé que a veces nuestra crítica molesta pero bueno es necesaria para que se muevan; algo intentan hacer pero no cuentan con todos, y no están contando, no solo con las formaciones políticas, sino que también están dando la espalda a la ciudadanía, han perdido una gran oportunidad para potenciar la participación ciudadana; no podemos ir a los consejos de distrito y encontrarnos con dos vecinos, con dos representantes de asociaciones, es triste que seamos más concejales que vecinos los que asistan a  esos consejos de distritos. El vecino no está participando de la política municipal. Nos podemos auto engañar, diciendo que la participación en Arucas es fantástica que hay bastantes colectivos; sí es cierto que hay colectivos que están funcionando, que están  haciendo cosas: a nivel deportivo, a nivel social, pero no estamos poniendo sobre la mesa la problemática de esos colectivos, no se escuchan sus reivindicaciones y creo que eso no lo podemos permitir.

-Nos vamos convirtiendo en un municipio dormitorio-dice el edil- la gente no tiene arraigo, por tanto si no tenemos arraigo, si lo dejamos todo solamente a poder votar en su momento estamos perdiendo la raíz. Arucas debiera ser cabecera de la comarca Norte y debemos entender que Arucas no está ahora mismo en el espacio socio-político y económico que ocupaba antaño, donde éramos un referente y que en estos momentos no lo somos; no podemos estar contentos, hemos de tener para todos nuestros conciudadanos las mejores posibilidades y oportunidades que no las estamos teniendo. Problemas con la circunvalación, que más que acercar divide al municipio, con distritos, con barrios que están en la frontera entre lo urbano y lo rural que están abandonados, con una población que se va envejeciendo en estos barrios y a la que no se le está dando respuesta a sus demandas. Nosotros  planteamos una moción sobre accesibilidad  que ha quedado en un cajón y esa accesibilidad es importante para todos esos barrios con problemas de  acceso y comunicación para la gente mayor; hay mucho vecinos que lo están pasando muy mal porque no tienen culpa de que en un momento hayan decidido vivir ahí y lo que no podemos es obligarles a marcharse ahora de ese lugar donde prácticamewnte han pasado toda su vida, porque entonces tenemos un discurso contrario a lo que nos planteamos ahora nosotros con la erupción en La Palma, que tenemos que intentar que no haya desarraigo con toda esa gente que se ha visto obligada a abandonar su ámbito geográfico. 

E insiste el munícipe Segura Acosta:

-Arucas no puede ser un municipio dormitorio; tiene que ser un municipio con vida y con proyectos y eso se logra desde la escucha, que es no solamente oír, y hacer partícipes de la escucha a todos los interlocutores, nos guste más o nos guste menos lo que digan y que después, quienes gobiernan, tomen las decisiones oportunas tras un análisis sereno de lo expuesto por quienes conforman el municipio: que son vecinos, que es la actividad empresarial, que es la actividad social, que es la actividad deportiva y que hay que escuchar a todos, que tienen mucho que decir. Yo creo que eso no se ha hecho y se ha perdido mucho. Yo pensaba que este mandato podría ser continuista, respecto al anterior, porque se le había dado al Partido Socialista-y en su día le felicitamos por ello- un amplio respaldo electoral para poder actuar con contundencia, pero no sé si, por desconocimiento o por no tratar con cariño el puesto que ostentamos creo que no se ha actuado bien, dicho esto  con todo el respeto y afecto para los compañeros y compañeras que gobiernan que me imagino intentarán hacerlo lo mejor posible, pero creo que no se está dando lo que el  municipio espera recibir.

 Y de cara al futuro el concejal manifiesta:

  Lo primero que  hay que hacer es recuperar una participación vecinal efectiva y eso hay que hacerlo atractivo, y para hacer atractiva la participación hay que hacerla real no limitarse a una mera consulta y ahí se queda; por eso nosotros cuando se planteó el tema de los presupuestos participativos, que viene a razón de una demanda que hace nuestro Partido al inicio y que para entonces se nos tachaba de locos y demagogos, creíamos que nunca se haría, hasta que llegó un momento que plantearon una partida económica para participación ciudadana y, efectivamente, está en los presupuestos pero no es como nosotros lo planteábamos, que difiere en mucho de lo que entiende por participación ciudadana el Partido Socialista. El pueblo debe tener derecho a tomar decisiones ya que es el mismo  pueblo quien genera recursos. Es una asignatura pendiente  ya que en este municipio hay un movimiento vecinal muy importante: desde el mundo de la cultura, desde el mundo del deporte, desde el mundo social de la ayuda a los demás, Arucas era un referente, como por ejemplo en el campo del ajedrez y cuya modalidad deportiva  ya no se sabe ni dónde está y que gracias a un  grupo de aficionados se mantiene, y parece como si no les doliera perder cosas como esas.
 -En el tema de la  tasa de la basura-continúa Rafael Segura- se nos ha tachado de demagogos por pretender que se remunicipalizara un servicio, cuando lo que habría que hacer es promover un debate profundo con todos los agentes sociales del municipio para así saber qué  modelo de gestión debe aplicarse. Todos los servicios esenciales de este municipio están privatizados y hay que poner sobre la mesa los temas para poder contrastar y defender distintas posturas y opiniones y así poder abordar las mejores soluciones. Lo que no se puede decir es que se está en el gobierno para gestionar lo público y no hay nada público que gestionar; cómo se puede hablar de gestionar lo público cuando todos los servicios están externalizados; pues entonces, siendo así, no hacen falta  los ediles y concejalas, basta con los funcionarios y funcionarias del Ayuntamiento. ¿Es que tenemos miedo a gestionar lo público? pregunto; cuando uno se mete en esto de la política  o debes  saber o entender algo del tema o tratar de formarse o bien contar con asesores capacitados; dicen que Podemos-recalca- estamos en contra de los asesores, no, nosotros no estamos en contra de los asesores, pero hablamos de asesores que tengan esa función: la de asesorar, no porque sean asesores por haberse quedado en su día  fuera de la lista electoral y por ello se les compensa con un cargo no, eso no. La reflexión debería ser: qué dificultad tengo yo, que no sé gestionar un problema del servicio de recogida de basura porque se me escapa, aunque lo hagamos a través de la Sociedad Municipal y los técnicos, y quiero saber un poquito más y que no me toreen y no tengo tiempo o por lo que sea, entonces acudo a un asesor capacitado  para que me asesore  sobre el tema. Y luego también hay que recordar que: estás aquí como gestor municipal, pero nadie te ha obligado con una pistola, no tienes por qué  estar aquí 50 años, si estás en la política tómatelo como un servicio público, procurando  hacerlo lo mejor posible, entregándote al máximo porque tu servicio lo están pagando los ciudadanos, y si no sabemos o no somos capaces pues una de dos: o dejémonos asesorar o demos un paso al lado, que siempre habrá gente de tu partido que lo sepa hacer mejor.

  Hemos de plantearnos qué modelo de gestión queremos hacer teniendo en cuenta el tema de participación, el tema de dinamización del tejido empresarial; sí, hemos tenido una feria Enorte con éxito de público pero dónde queda eso ahora, esperamos hasta el año que viene, qué continuidad tiene, no pueden ser acciones de un día. De igual manera hay que considerar el necesario tema de la información, la ciudadanía tiene que  saber en todo momento qué se ha hecho, en qué grado de ejecución están los proyectos, que la gente pueda hacer un seguimiento de los mismos, hay que implicarse un poquito más, no basta con dejárselo todo a los técnicos y solamente firmar, es necesario diseñar un plan de trabajo en cada concejalía y exponerlo al público para que la gente empiece a sentir el Ayuntamiento como algo suyo y en ese caso Podemos estaría volcado para que la ciudadanía sintiera la institución como propia. Los concejales y concejalas tienen que estar a pie de calle; no puede ser que el trabajo de despacho te absorba tanto tiempo que pierdas el cara a cara con el ámbito de donde vienes. Podrás hacer todo el trabajo institucional que quieras pero si pierdes el contacto con la realidad de la calle no sirve de nada. Para Podemos el Ayuntamiento debería tener paredes de cristal, que los administrados vean con normalidad lo que se hace y lo que se deja de hacer desde la administración.

-Tenemos-comenta el concejal- un reglamento de funcionamiento del Pleno obsoleto, sesiones plenarias ordinarias en las que no pueden participar los vecinos y vecinas. Debería estar reglado que, al finalizar las sesiones, los vecinos o un colectivo pudieran intervenir o exponer. El Pleno tiene que ser el órgano de máximo debate político, plenos de una hora, se han convertido en algo automático como si fueran comisiones informativas. Son plenos encorsetados donde uno no se puede explayar, con rígido control de tiempo de intervención. Nuestro partido, Podemos, escucha y cuando tiene que apoyar proposiciones de otras formaciones políticas, si son razonables, lo hace; sin embargo con nuestras propuestas generalmente no pasa lo mismo, si bien alguna, como la oficina antidesahucios, que al final se aprobó porque al parecer quedaba muy bonito aprobarla aunque no hubiera un euro para ella,  la estamos gestionando  aquí y por cuya oficina han pasado más de un centenar de personas con temas relacionados no sólo con el desahucio sino también con la problemática de la vivienda.

Y como cierre de nuestra entrevista, Rafael Jesús Segura, vuelve sobre el tema de la tasa de la recogida de la basura y refuerza su crítica:

-Reconocen que no ha funcionado, plantean una tasa, plantean que siga el mismo modelo de gestión pero que, ahora, en vez de cuarenta o cincuenta van a tener casi cien trabajadores. Pero lo primero que hay que hacer es ver qué es lo que ha fallado tras un profundo análisis, pero no hay análisis. A nosotros se nos llama para una mesa de trabajo sobre el tema de la basura y el día anterior a esa reunión ya circula por la calle  un borrador de ordenanza, es decir que no se va de frente con la oposición, y si realmente quieres que la oposición te ayude tienes que valorar los gestos que los partidos de la oposición realizan.
 Un gesto muy importante, que no ha sabido capitalizar este equipo de gobierno, ha sido la firma, por todos los partidos políticos del arco corporativo, del Plan de Reactivación Económica y Social y yo creo que algún día se arrepentirán de no haber acogido con cariño ese apoyo unánime de todas las formaciones políticas.


  Agradecemos a Rafael Jesús Segura Acosta, concejal de Podemos en Arucas, el tiempo de entrevista que nos ha concedido y le deseamos mucha suerte en su difícil pero importantísima misión como miembro de la Oposición en la Corporación Municipal aruquense. AD