Raúl Afonso asume la Presidencia de la Mancomunidad del Norte
en representación de la Villa de Moya

  El alcalde de la Villa de Moya, Raúl Afonso, tomó posesión este lunes como nuevo presidente de la Mancomunidad de Ayuntamientos del Norte de Gran Canaria, en un acto en el que quedó constituido también la totalidad del pleno de esta entidad supramunicipal, formada por un total de 25 alcaldes y concejales que ejercerán de vocales de los diez municipios que la integran. Afonso recibió el relevo del anterior alcalde moyense y presidente en funciones de la institución, Poli Suárez, para completar en lo que resta de 2019 el ejercicio anual en el que la Villa de Moya ostentará esta representación, por cuarta vez desde su ingreso en el año 1987. Y estará acompañado en la dirección de la Mancomunidad por los máximos ediles de La Aldea de San Nicolás y de Artenara, Tomás Pérez y Jesús Díaz, como vicepresidente primero y vicepresidente segundo, respectivamente.
  Coincidiendo en esta ocasión con el 45 aniversario de esta asociación formada por los diez municipios de la Comarca Norte de Gran Canaria, Raúl Afonso apeló en su discurso de investidura a “mantener la solidaridad, la colaboración y la lealtad institucional entre todos los Ayuntamientos, como esencia que nos llevó a constituir esta Manconunidad hace casi medio siglo”. En este sentido, subrayó el Presidente, “solo juntos podremos seguir transformando las fragilidades individuales que antaño sumieron al Norte en un profundo letargo, en fortalezas colectivas que nos permitan seguir prosperando como un único pueblo” con la justicia, la hospitalidad, la educación, la igualdad, participación ciudadana y el apoyo al tejido empresarial local como principales pilares de las políticas mancomunadas.
  Asimismo, Afonso adelantó que durante el ejercicio de su cargo en los próximos seis meses “incidiré especialmente en fomentar la confraternidad y el diálogo continuo entre los diez municipios”, a la vez que “promoveré que todos participemos en el intercambio de proyectos y captación de inversiones que redunden en el beneficio social”. Pues, destacó que “formar parte de esta institución no debe ser una mera presencia testimonial, sino activa y participativa”, pues, subrayó, “los éxitos de cada municipio son también los éxitos de toda la Comarca”. Por último, Afonso agradeció a su antecesor, tanto en la presidencia de la Mancomunidad como en el Ayuntamiento de la Villa de Moya, Poli Suárez, “la valentía, responsabilidad y lealtad con la que ha ejercido el cargo en estos meses”, tanto hacia los Ayuntamientos como hacia las más de 120 mil personas que viven en el Norte de la isla.
  Por su parte, Poli Suárez, quien anunció su retirada de la política municipal tras los comicios del pasado 26 de mayo para ejercer como parlamentario en la cámara regional, aseguró visiblemente emocionado que “el orgullo norteño y moyense me acompañará allí donde vaya, por lo que, aunque sin cargo en el ámbito local, seguiré a disposición de los alcaldes y de la Mancomunidad para defender al Norte en cuanto necesiten”. Asimismo, Suárez, explicó que pese a la brevedad de su Presidencia “hemos hecho un trabajo intenso”, sobre todo, subrayó, “de puertas adentro, reforzando los cimientos de la Mancomunidad para garantizar su funcionamiento a medio y largo plazo”. Y detalló algunas actuaciones como “culminar las gestiones para poner en marcha la planta fotovoltaica de titularidad pública más importante de Gran Canaria, en la Punta de Gáldar, atraer inversiones de eco-innovación a este recinto o poner al día la infraestructura logística y humana de la institución”.
  Poli Suárez también agradeció “la dedicación y entrega” del equipo de profesionales de la Mancomunidad del Norte “quienes se encargan de velar que las decisiones políticas que adoptamos se desarrollen de manera exitosa”. Mientras que sobre Raúl Afonso destacó que “es el mejor presidente posible para el Norte, un magnífico compañero y una persona excepcional”. Por lo que Suárez auguró unos meses de entendimiento y consenso en la Mancomunidad. Ambos dirigentes coincidieron también en felicitar a los municipios de Artenara, Agaete, Gáldar y Tejeda por la declaración ayer domingo de Risco Caído y los Espacios de Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Y desearon que esta prestigiosa distinción internacional redunde en beneficio de la Comarca, protegiendo y poniendo en valor el patrimonio arqueológico, cultural y etnográfico que atesora la isla.
  Una distinción que no pasó desapercibida durante el acto de constitución del pleno de la Mancomunidad norteña, celebrado en el Complejo Multifuncional Comarcal del Norte de Gran Canaria-Nuevo Teatro Viejo de Arucas y al que asistieron numerosos representantes políticos regionales e insulares, empresariales y sociales. Entre ellos, el Delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, o el presidente en funciones del Cabildo de Gran Canaria, Pedro Francisco Justo. Entre otros diputados, consejeros insulares y autoridades que quisieron acompañar al nuevo equipo directivo de la Mancomunidad de Ayuntamientos del Norte de Gran Canaria.

©

REPORTAJE GRÁFICO