La Villa de Moya acogerá la segunda jornada gastronómica Entre corderos y fogones

   Las mejores propuestas culinarias de Gran Canaria a base de carne ovina se darán cita en la Villa de Moya el sábado 24 de noviembre, en el marco de la segunda jornada gastronómica Entre corderos y fogones, promovida por la Asociación de Productores de Queso del Noroeste de Gran Canaria, PROQUENOR, y organizadas por la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria y por los ayuntamientos de la Villa de Moya, Gáldar, Santa María de Guía y Tejeda. Un evento que deleitará y congregará en el Parque Pico Lomito del casco moyense a miles de personas amantes de la carne de cordero, quienes podrán dar buena cuenta de las diferentes recetas y formas de elaboración propuestas por los stands de degustación. A la vez que disfrutan de las actuaciones musicales, talleres y actividades infantiles relacionadas con la ganadería que se sucederán de 12 a 17 horas.
  Aprovechando los meses de mayor producción de corderos, durante esta jornada gastronómica se ofrecerán más de tres mil raciones de carne ovina del país procedentes de 150 animales, a precios módicos que oscilarán entre uno y dos euros, mediante el sistema de compra de tickets y para degustar cómodamente en la carpe de 450 metros cuadrados del Anfiteatro Municipal del Parque Pico Lomito, acondicionada con mesas y asientos para el público asistente. Si bien, paralelamente, se completará la oferta con stands donde se dispondrán a la venta otros productos locales como quesos de la zona, los afamados suspiros y bizcochos lustrados de Moya, la repostería de Tejeda o vinos de Gran Canaria.
  En la actualidad, la isla de Gran Canaria cuenta con una ganadería ovina con más de diez mil ejemplares, concentrados, sobre todo, en el Noroeste de la isla, y cuidados por un centenar de pastores quienes se encargan, además, de mantener las tradiciones ancestrales como el pastoreo, la trashumancia o la elaboración de queso de flor. Un sector que está padeciendo la fortísima y devastadora competencia de cordero importado y los cambios de hábitos de los consumidores, quienes tienden a suministrarse de carne en las grandes superficies con el agravio que supone para los productores locales. Por lo que esta jornada gastronómica Entre corderos y fogones, además del deleite para los estómagos supone una forma de apoyar a los ganaderos y productores insulares de carne ovina.