El Ayuntamiento de Moya destina más de 200 mil euros a mejoras en centros educativos
 
El Ayuntamiento de la Villa de Moya continúa ejecutando el plan municipal de desarrollo y mejora de las infraestructuras escolares, en el que invertirá en los próximos meses más de 200 mil euros de fondos propios para acometer diferentes obras en centros educativos del municipio, aprovechando el parón estival. Tales como las actuaciones de mejoras de la cancha deportiva del CEIP Agustín Hernández, en el casco de la Villa y a la que el Consistorio norteño destinará un total de 137 mil euros; reformas en la cocina de este mismo centro, con un presupuesto de 30 mil euros; o la creación de un circuito de drenaje en el gimnasio del CEIP de Carretería, que supondrá una inversión cercana a los 9 mil euros. Además de acondicionar la vivienda del IES Doramas como aula para impartir el próximo curso el ciclo de Formación Profesional de Grado Medio en Atención a las Personas en situación de Dependencia, una de las grandes demandas de los jóvenes moyenses que ha gestionado con éxito el Ayuntamiento con la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias.
  Esta partida forma parte de los 600 mil euros de fondos propios que el Ayuntamiento moyense invertirá en obras en el municipio, incorporada como modificación de crédito extraordinario del superávit presupuestario del ejercicio 2016, refrendado por el Remanente de Tesorería para Gastos Generales. En cuanto a las instalaciones deportivas del CEIP Agustín Hernández, las actuaciones previstas supondrán el cambio del pavimento y atezado, además de mejoras para garantizar la seguridad de los escolares, como la sustitución de la verja; excavación de una zanja; zapata corrida de hormigón armado; sistema de drenaje y saneamiento; colocación de equipamiento deportivo; y actuaciones de embellecimiento del entorno, como pintado de muros y marcaje del pavimento.
  En la cocina de este mismo centro educativo, el Ayuntamiento paliará las deficiencias que presenta de accesos y distribución de las zonas de trabajo, mejorando las condiciones de seguridad y usabilidad de los diferentes espacios, además de dotar a estas instalaciones del equipamiento necesario para facilitar las tareas de los trabajadores y ofrecer el mejor servicio a los escolares. Con sustitución del pavimento y de los revestimientos; las instalaciones del suministro eléctrico, fontanería, saneamiento y gas; sustitución de carpinterías y reordenación del espacio destinado al lavado del material.
  Por otro lado, las acciones en el gimnasio del CEIP Carretería resolverán las filtraciones de agua por capilaridad a través de la cimentación, que afectan a estas instalaciones en la época de lluvia, debido a que se encuentra bajo resante. Para ello se dispondrá un sistema de drenaje mediante la instalación de tuberías y arquetas de registro, que permitirá las evacuaciones a la red municipal con una canalización soterrada. Actuaciones que se suman a las ya ejecutadas por el Consistorio en otros barrios, como en la cancha del colegio de El Frontón, la cancha del colegio de Cabo Verde o la rehabilitación de la cancha anexa al colegio Agustín Hernández.


 

Cierre de la GC75 de acceso a Moya por la colocación de las mallas de seguridad
 
El Ayuntamiento de la Villa de Moya informa de que a partir del lunes día 3 de julio, en horario de 9 a 19 horas, el Cabildo de Gran Canaria procederá al cierre de la carretera GC75 entre El Pagador y el cruce de Los Dragos-Cabo Verde, con motivo de las obras de acondicionamiento de taludes y colocación de las mallas de seguridad que se vienen ejecutando desde hace varias semanas. Unos trabajos presupuestados en torno a los 563 mil euros y que resolverán, en parte, los constantes incidentes y cortes de circulación que se producen en este tramo, a causa de los desprendimientos y destrozos en el asfalto provocados por las lluvias. Garantizando así la seguridad de los usuarios de esta principal vía de acceso al casco moyense, que utilizan a diario numerosos turismos, camiones, ciclistas y viandantes.
  “Hemos gestionado con la Corporación Insular y con la empresa que realiza las obras, que el cierre temporal de la carretera se lleve a cabo en un horario que afecte lo menos posible a los usuarios, para reducir las molestias e inconvenientes”, expresó el alcalde norteño, Poli Suárez. Quien pidió “comprensión y paciencia” durante la ejecución de estas actuaciones pues “suponen una gran mejora en las condiciones de seguridad de la vía y para el bien general, como estoy convencido de que así lo entienden nuestros vecinos”. Suárez concluyó celebrando que “la instalación de estas mallas son un hito muy importante para los moyenses y un compromiso del Grupo de Gobierno municipal en el que hemos trabajado de manera incansable durante años para que sea una realidad”.
  Del mismo modo, en el período de culminación de las obras, se verán afectadas las conexiones de transporte público que ofrece la compañía Global, si bien se mantienen invariables los horarios de salida tanto desde la Villa de Moya como desde Las Palmas de Gran Canaria. En este último caso, la conexión entre la capital y el municipio norteño con la línea 117 Las Palmas de Gran Canaria – Los Dragos – Moya, se realizará desde la GC2 a través de la GC330 (El Trapiche) y GC350 (Azuaje), que al llegar al cruce de Lomo Blanco-Los Dragos continuará hacia la estación de guaguas del casco de Moya por El Lance, GC75. Y este mismo recorrido a la inversa en las salidas desde la Villa con destino a la capital.
  La línea 116 Las Palmas de Gran Canaria – Cabo Verde – Moya conectará desde la GC2 con la GC330 (El Trapiche) y GC350 (Aguaje), y al llegar al cruce de Lomo Blanco- Los Dragos continuará por Los Dragos hasta el cruce de Cabo Verde-Los Dragos y hacia la estación del casco moyense por la GC752 (Cabo Verde). La conexión inversa se realizará por la GC752 hasta el cruce de Cabo Verde-Los Dragos, desviándose en este punto por la GC75 hasta el cruce de Lomo Blanco-Los Dragos, conectando con la GC2 a través de la GC330 de El Trapiche hasta Las Palmas de Gran Canaria.

 

 

Sancocho popular para culminar un fin de semana cargado de actos en Moya

  En torno a un millar de personas disfrutaron este lunes del día festivo en la Villa de Moya por San Antonio de Padua, con el tradicional y multitudinario sancocho popular celebrado en la zona conocida como La Josefa. Un evento organizado por el Ayuntamiento moyense en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria, y con el que culminó un fin de semana cargado de actos principales, como el día solemne ayer domingo, con la concelebración de la Eucaristía, el Canto de los pajaritos y la procesión con la imagen del santo por las calles del casco; además de la XXVI Degustación de Quesos o la XIV Degustación de Productos de Repostería local. El sábado, la romería ofrenda en honor a San Antonio congregó en la Villa a más de doce mil personas, quienes disfrutaron del gran ambiente de las catorce carretas participantes, junto a las parrandas y el grupo de Bailarines y Tocadores del Norte, llegados desde la isla de El Hierro.
  Desde bien temprano, el olor a pescado, papas arrugadas y pella de gofio se fue expandiendo por toda la zona de La Josefa, abriendo el apetito a los vecinos más madrugadores que, con el grado que da la experiencia, iban llegando para coger buen sitio a la sombra de los eucaliptos y disfrutar de una entretenida jornada con la familia y amigos. Las sombrillas, mesas, sillas, manteles y toldos, junto a los timples y guitarras para amenizar el día, se iban disponiendo a lo largo y ancho del terreno. Mientras, los más pacientes iban adquiriendo los tickets por un módico donativo de 2 euros por bandeja y cogiendo turno por toda la familia en la fila cada vez más extensa alrededor de las mesas de reparto del almuerzo, donde comenzó puntualmente a las 14 horas la actividad frenética y mecánica de ir llenando un recipiente tras otro sin descanso. Todo elaborado con cariño y esmero por el amplio equipo de cocineros, ayudantes y pinches coordinados como cada año por Pablo Betancor, vecino del barrio de Carretería.
  Para la elaboración de la comida el Ayuntamiento empleó cerca de 700 kilos de papas, 500 kilos de pescado salado, 100 kilos de gofio, 80 de tomates, pepinos y pimientos, 70 kilos de cebolla y más de 100 lechugas. Productos del país y de la Villa de Moya que dieron como resultado un exquisito sancocho canario del que dieron buena cuenta y alabaron todos los comensales, antes de entregarse unos a la siesta y otros, la mayoría, unirse a la Charanga Banda Isleña y varios papahuevos de personajes populares del municipio, que danzaron rumbo al parque Pico Lomito para continuar con la verbena de día.
  Las fiestas continúan mañana martes con juegos tradicionales para los alumnos de los Centros de Enseñanza Infantil y Primaria del municipio, en las calles principales del casco moyense, y talleres infantiles en la Biblioteca Municipal; cuentacuentos; el espectáculo de humor Locos de la comedia, el viernes; y el sábado San Antonio de Día, con pasacalle de la batucada de las Escuelas Artísticas Municipales de la Villa de Moya, encuentro de bandas infantiles, el acto de homenaje a la Generación del 77 del municipio, temática de esta edición de los festejos, y los conciertos de La Trova, La Banda del Garaje y Los Lola, además del DJ Promaster, en el escenario móvil junto al Parque Pico Lomito.